saque.es.

saque.es.

Boris Becker: El alemán joven que ganó Wimbledon a los 17 años

Boris Becker: El alemán joven que ganó Wimbledon a los 17 años

Introducción

Boris Becker es un nombre que resonará en el mundo del tenis por generaciones. Este jugador alemán conquistó el corazón de millones de fanáticos con su estilo único y agresivo en la cancha. En este artículo, exploraremos la historia de Becker: cómo llegó a ser un jugador profesional, sus éxitos en la cancha, su enfrentamiento con lesiones y su posterior carrera como entrenador de tenis. Pero antes de comenzar, es importante hablar de su hazaña más memorable: ganar Wimbledon a los 17 años.

El comienzo de la carrera de Becker

Nacido el 22 de noviembre de 1967 en Leimen, Alemania, Boris Becker comenzó a jugar al tenis a la temprana edad de tres años. Sus padres eran ambos entrenadores de tenis y le inculcaron el amor por este deporte desde muy joven. A los seis años, Becker comenzó a entrenar en el club de tenis local en su ciudad natal. Su progreso fue rápido y a los 12 años, ya estaba jugando en torneos locales y regionales. Con 15 años, Becker comenzó a llamar la atención en el circuito europeo juvenil de tenis. Ganó varios títulos importantes y se convirtió en el jugador alemán más joven en ganar un torneo juvenil internacional. Su creciente reputación llamó la atención de los principales patrocinadores, como Puma y Adidas, quienes comenzaron a apoyarlo. En 1984, Becker se convirtió en profesional del tenis. Durante su primera temporada, alcanzó los cuartos de final del Torneo de Roland Garros y el octavo lugar del ranking mundial. Sin embargo, lo que estaba por venir solo sería el comienzo de una larga carrera llena de éxitos.

La victoria en Wimbledon a los 17 años

1985 fue el año en que Becker se convirtió en un nombre conocido en todo el mundo del tenis. En el Torneo de Wimbledon de ese año, Becker, con solo 17 años, hizo historia al convertirse en el campeón más joven de la historia del torneo. Su camino hacia la final no fue fácil. Tuvo que enfrentarse a los mejores jugadores del mundo, como Tim Mayotte, Henri Leconte y Kevin Curren. Pero fue en la final donde Becker demostró su verdadero valor. Se enfrentó a uno de los mejores jugadores del momento, el estadounidense Kevin Curren, quien había eliminado a los favoritos como Jimmy Connors e Ivan Lendl. El partido se jugó el 7 de julio de 1985, y fue un choque de estilos. Curren era conocido por su poderoso servicio, pero Becker se movía con una gracia sorprendente y tenía un juego neto excepcional. Después de un comienzo complicado, Becker comenzó a encontrar su ritmo y ganó el primer set 6-3. En el segundo set, Curren luchó duro y logró empatar el marcador 6-7. Becker no se rindió, y en los siguientes dos sets, dominó la cancha para ganar 6-4 y 6-3, respectivamente. Con este resultado, Becker se convirtió en el campeón más joven de Wimbledon en la historia. La victoria de Becker capturó la atención de todo el mundo del tenis. Su estilo de juego emocionante y agresivo, así como su juventud, lo convirtieron en una estrella reconocida en todo el mundo.

El legado de Boris Becker

Después de su victoria en Wimbledon en 1985, Becker siguió cosechando éxitos en la cancha. Ganó un total de seis Grand Slam en su carrera, tres de ellos en Wimbledon. También lideró al equipo alemán de Copa Davis a la victoria en 1988 y 1989. Sin embargo, la carrera de Becker no estuvo exenta de lesiones. A lo largo de su carrera, sufrió varias lesiones en la muñeca y la cadera, lo que lo obligó a retirarse prematuramente en 1999. A pesar de esto, su legado sigue vivo en la cancha. Becker fue uno de los jugadores más influyentes en la historia del tenis, con su estilo de juego agresivo y su mentalidad ganadora que ha inspirado a la siguiente generación de jugadores. Después de retirarse como jugador profesional, Becker se convirtió en entrenador de tenis. Ha entrenado a jugadores de clase mundial como Novak Djokovic y ha promovido el deporte en todo el mundo. También ha sido un destacado comentarista de tenis, compartiendo su experiencia y conocimiento del deporte con audiencias alrededor del mundo.

Conclusión

Boris Becker es uno de los nombres más reconocidos en la historia del tenis. Su victoria en Wimbledon a los 17 años fue solo el comienzo de una carrera legendaria en la cancha. Después de retirarse como jugador, Becker se convirtió en una figura influyente en el mundo del tenis, como entrenador y comentarista. Su legado sigue vivo en la cancha, inspirando a la próxima generación de jugadores. Sin duda, Becker será recordado como uno de los mejores jugadores de tenis de todos los tiempos.