saque.es.

saque.es.

Monica Seles: La jugadora que revolucionó el tenis con su estilo agresivo

Monica Seles: La jugadora que revolucionó el tenis con su estilo agresivo

Introducción

El mundo del tenis ha visto algunos de los mejores talentos deportivos durante los últimos años. Sin embargo, una jugadora que dejó una huella indeleble en el deporte es Monica Seles. Esta estrella del tenis de origen serbio y naturalizada estadounidense nació en Novi Sad, Yugoslavia (ahora Serbia), en 1973. Comenzó a jugar tenis a la edad de cinco años y se convirtió en profesional a los 15 años. A lo largo de su carrera en el tenis, Seles dejó su marca con su estilo de juego agresivo y técnico. Este artículo explorará la carrera de Monica Seles en el tenis y cómo cambió la forma en que se jugaba el deporte.

La carrera de Monica Seles

La carrera de Monica Seles en el tenis comenzó temprano, a los cinco años de edad. Después de haber pasado tiempo viendo a su hermano mayor jugar al tenis, Seles decidió que también quería jugar. Rápidamente destacó en el deporte y comenzó a ser entrenada por su padre, Karolj. Con solo 15 años, Seles ya había ganado su primer torneo importante, el Abierto de Francia de 1990. Fue la jugadora más joven en ganar un Grand Slam en ese momento. A lo largo de su carrera, Seles ganó nueve títulos de Grand Slam en individuales y seis en dobles. También ganó una medalla de oro en individuales y una de bronce en dobles en los Juegos Olímpicos de 1996. Fue la número uno del mundo en el ranking de la WTA durante 178 semanas en total, y fue elegida como la Jugadora del Año de la WTA tres veces.

El estilo de juego agresivo de Monica Seles

Uno de los aspectos más destacados de la carrera de Monica Seles en el tenis fue su estilo de juego agresivo. La mayoría de las jugadoras en el tenis femenino en ese momento jugaban un juego más pasivo y de espera, con mucho menos riesgo en sus tiros. Seles, sin embargo, era conocida por su juego agresivo y su técnica. Su estilo de juego se caracterizó por su potente revés a dos manos, así como por su crescent o moonball, una pelota que se elevaba alta en el aire y que giraba hacia atrás hacia la cancha de su oponente. Seles también era conocida por su habilidad para moverse rápidamente por la cancha y tener un ojo excelente para la pelota. En general, su estilo de juego agresivo y técnico dio como resultado una de las carreras más exitosas en la historia del tenis femenino.

La rivalidad con Steffi Graf

Aunque Monica Seles tuvo muchos rivales notables en su carrera en el tenis, su rivalidad más famosa fue con Steffi Graf. Graf era una de las pocas jugadoras en el momento que también tenía un estilo de juego agresivo y técnico. Las dos mujeres se enfrentaron en una serie de partidos clave desde finales de los años ochenta hasta mediados de los años noventa. Una de las finales más famosas que Seles y Graf jugaron fue la final del Abierto de Australia en 1993. Seles se llevó la victoria en este juego, pero el que sigue sería el último juego de Seles en la cima del tenis por un tiempo. Durante un partido en 1993, Seles fue atacada en la cancha por un espectador que la apuñaló en la espalda. Este incidente impactó profundamente en la carrera de Seles y sus fans en todo el mundo.

La vuelta de Monica Seles

Después del ataque en la cancha en 1993, Monica Seles se tomó un tiempo fuera del tenis para recuperarse de sus lesiones y hacer frente a las repercusiones del incidente. Regresó a la cancha de tenis en 1995, pero tuvo dificultades para volver a encontrar su forma anterior. Sin embargo, recuperó su éxito en 1996 al ganar una medalla de oro olímpica en individuales y una medalla de bronce en dobles. Aunque Seles nunca volvió a su posición de número uno en el ranking mundial de la WTA, siguió siendo un importante competidor en el deporte durante muchos años después.

Conclusión

En resumen, Monica Seles ha dejado un legado duradero en el mundo del tenis. Su estilo de juego agresivo y técnico cambió la forma en que se jugaba el deporte, alentando a otras jugadoras a ser más atrevidas en su juego. Si bien su carrera fue interrumpida por un triste suceso, Seles tuvo una carrera brillante en el tenis y es recordada por su habilidad y su valentía. Definitivamente es una jugadora que sigue inspirando a una nueva generación de tenistas.